domingo, junio 08, 2008

LUNES POR LA MADRUGADA



Hace un par de años, cuando trabajaba cantando en un bar, habían sábados en los que sentía que el show iba mal, que nadie me estaba escuchando, que ninguna de las canciones gustaba y demás pensamientos depresivos.

A manera de salvavidas cantaba esta canción, con especial énfasis en la frase:

"Mas allá de toda pena, siento que la vida es buena"

Y de repente, ¡todo se arreglaba!

2 comentarios:

Cris dijo...

Tocar en un bar es mi sueño, jaja.. esa frase al menos ayuda, eh...

Cris.

monica dijo...

Esa canciòn còmo me gustaba.....gracias por recordarla.....Saludos