miércoles, abril 30, 2008

Un capítulo que me marcó - Los años maravillosos

Siempre que en alguna serie de tv tocaban el tema musical yo me prendía del episodio en cuestión, y la serie "Los años maravillosos" no fue la excepción.

Por esa época yo vivía el drama de que en mi parroquia todos tocaban la guitarra mejor que yo y nadie me quería enseñar, por eso imagino que este capítulo me marcó tanto.

Kevin tomaba clases de piano. Sin embargo, al estar frente a la maestra ya sea por nerviosismo o por desconcentración (la verdad no estudiaba mucho) se equivocaba una y otra vez, en particular en una pieza llamada Canon en Re mayor. Luego de una hora de tortura al no poder tocar bien una sola pieza, le tocaba clase a otro niño que, cual máquina, no herraba una nota. (se imaginaran como me identifique con Kevin)


Muy deprimido por esto Kevin le comento ya a solas que el otro niño si que era bueno para el piano, y que empezaba a darse cuenta de que el no. La maestra, una señora muy buena, le dijo a Kevin que ella prefería oirlo a él con errores que al otro niño que no herraba las notas, pero que tocaba el piano sin alma en lo que hacía.

Hacia el final de este capítulo hay una presentación de todos los alumnos de esta profesora, y Kevin se entera que el niño "perfecto" tocaría en el programa de la noche la misma pieza que había elegido él.

Abrumado por la tensión de tocar luego de él y que la gente no pueda evitar comparar ambas interpretaciones decide no tocar.

Lo que esta en este video es el final del capítulo. Kevin decide espiar desde afuera el recital de esa noche.

1 comentario:

Gerardo dijo...

"... La única diferencia es... que no recuerdo cómo tocar el piano"
Grande Martín! Anduve buscando ese capítulo (y ese segmento en particular) desde hace mucho.

Un abrazo

Gerardo